Edificio Malabia

/ Residential

2013-17

Malabia 1918, Buenos Aires.
See plans >>
Project Team

Arqta. Graciana Grau (documentación ejecutiva de obra)

Program

Vivienda multifamiliar

Area

2405 m2

Suppliers

Capsa SRL

Renders

Juan Ignacio Rosales

Photography

Federico Kulekdjian

Consultants

Carlos Gandini (Ingeniero estructural)
Eje 0 (Sanitarista)
Capsa SRL (Eléctrico)

Servicios
contrados

CD

Concept Design

HMA Arquitectos

PA

Proyecto
arquitectónico

HMA Arquitectos

DE

Documentación ejecutiva de obra

HMA Arquitectos

Memoria
descriptiva

Dada su ubicación en el barrio de Palermo a pocos metros de la Plaza Armenia y en plena zona residencial y comercial, el proyecto M1918 busca dar solución mediante unidades de calidad espacial a la alta demanda de departamentos monoambientes ya sea para uso residencial o profesional.

El edificio se desarrolla ocupando la totalidad de la superficie del lote generando un volumen edificable compacto y homogéneo, que, dividido en tres bloques socavados por patios internos, aloja la totalidad de las 22 unidades. Tres niveles de vivienda más dos subsuelos de cocheras completan la totalidad de 2405m2 construidos.

La silueta del edificio es producto del aprovechamiento máximo de las posibilidades del volumen edificable que el Código de Edificación de la Ciudad de Buenos Aires admite según el emplazamiento. Un único núcleo resuelve la circulación vertical de todo el edificio.

El ingreso al edificio propone la experiencia de acceso a modo de promenade, atravesando una vereda semi urbana, en doble altura, y atravesando los semicubiertos intermitentes dictados por los bloques superiores. Muros verdes, patios y canteros laterales sumados a los semicubiertos en doble altura hacen del acceso  una verdadera experiencia de recorrido.

Partiendo de la exigencia del cliente de obtener el máximo de unidades funcionales posibles, y a su vez de poca superficie,  la búsqueda proyectual fue desde el inicio aportar calidad espacial a cada una de ellas inundándolas de luz natural  y ofreciéndoles expansiones exteriores generosas y privadas. La estrategia proyectual fue resolver cada uno de los bloques del edificio ubicando 2 unidades por planta, y en sentido trasversal a las medianeras, con el fin de liberar en todos los casos la fachada más larga y ahí ubicar los aventanamientos.  Cada unidad cuenta con su expansión exterior, privada, amplia, verde y luminosa. Esto explica la decisión del edificio de retirarse respecto a la línea municipal, armando un fuelle entre la fachada a la calle y la fachada propiamente dicha del edificio, ubicando balcones terrazas en dicho espacio.

En el “encastre” entre patios y espacios interiores radica la expresión máxima del proyecto.

El uso del material busca una homogeneidad cromática visual. Tanto la fachada del frente como las interiores se resuelven mostrando la complejidad de la estructura (hormigón visto) acompañada por las aberturas (grandes paños de vidrio) que se acomodan según las leyes que determina el hormigón en cada uno de los casos.